Aaron Hawks

Aaron Hawks creció en un vecindario turbio de los barrios bajos de Seattle. A los 18 años se adentró en el mundo de la fotografía erótica, tomando como modelos a sus amigas. En su trabajo le gusta salirse con la suya y para ello sus chicas “deben mantener el pico cerrado y hacer lo que les digo con entusiasmo y vigor sexual”. Sus influencias principales fueron los fotógrafos Herb Ritts, Jan Saudek y Joel-Peter Witkin, pero hoy en día no se inspira en nadie y sus trabajos destilan “un estilo propio, oscuro, guarro y doloroso; con visos de cine negro y un ligero toque de arte moderno”.

El secreto de su arte no está sólo en su capacidad técnica o en la interpretación subconsciente de los mensajes sexuales de sus retratos, sino en los escenarios reales que son construidos a mano y diseñados en su propio espacio.
Durante 15 años, Aaron ha estado fotografiando, afinando sus habilidades como maestro de lo melancólico. Las mujeres de sus escenas son artistas, trbajadoras sexuales y fetichistas cuya belleza, intensidad y conciencia de sí mismas inspiran el arte del fotógrafo, culminando en una documentación poco tradicional de los eternos registros de la sexualidad.




One thought on “Aaron Hawks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *