Aaron Hawks

1
275
views

Aaron Hawks creció en un vecindario turbio de los barrios bajos de Seattle. A los 18 años se adentró en el mundo de la fotografía erótica, tomando como modelos a sus amigas. En su trabajo le gusta salirse con la suya y para ello sus chicas “deben mantener el pico cerrado y hacer lo que les digo con entusiasmo y vigor sexual”. Sus influencias principales fueron los fotógrafos Herb Ritts, Jan Saudek y Joel-Peter Witkin, pero hoy en día no se inspira en nadie y sus trabajos destilan “un estilo propio, oscuro, guarro y doloroso; con visos de cine negro y un ligero toque de arte moderno”.

El secreto de su arte no está sólo en su capacidad técnica o en la interpretación subconsciente de los mensajes sexuales de sus retratos, sino en los escenarios reales que son construidos a mano y diseñados en su propio espacio.
Durante 15 años, Aaron ha estado fotografiando, afinando sus habilidades como maestro de lo melancólico. Las mujeres de sus escenas son artistas, trbajadoras sexuales y fetichistas cuya belleza, intensidad y conciencia de sí mismas inspiran el arte del fotógrafo, culminando en una documentación poco tradicional de los eternos registros de la sexualidad.




1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here