Desvaríos, Dhampire

Amig@ con derechos

Desde hace meses que estoy rompiendo mis propias reglas. Una de ellas es evitar tener algún encuentro carnal con una de mis amigas, menos aun si ella estaba de novia con otra persona (Normalmente no me gusta ser el tercero). Pero como soy tan perro (emmm… no se como definir “perro”) seducí a una de ellas, una a la cual siempre he tenido presente ahí cuando la he necesitado.

El como comenzó?. Sencillo: Ella al saber que tengo ciertos conocimientos en masajes, me pidió inocentemente que le haga masajes en la región del cuello en la cual ella era bastante sensible. Las primeras sesiones no paso nada, pero todo cambió desde el día en que empecé a jugar un poco mas y mas, llegando a exitarla.

Ya teníamos estos encuentros nocturnos durante un par de meses. Y un día ella me pidió que la acompañe a una fiesta de compañeros (Irónicamente los amigos de su novio) ya que “el” no podía acomparñarla y sucedió acabamos desnudos en el patio de su casa.

Ahora ya a casi un par de meses seguimos teniendo esos encuentros nocturnos, siempre con la posiblidad de acabar en una cama o desnudos en alguna parte de su casa. Los dos sabemos que somos “Amigos con derecho”. Por lo tanto no hay reproches, no hay formalidad, no existen los celos, no hay compromiso por ende no hay nada que festejar, el derecho significa tener sexo y eso es bueno.

Aunque pensándolo bien encuentro varias desventajas. Se que un día uno de los dos, a pesar de estar “consientes” de la relación, ella acabará enamorándose. O que yo me obsesione tanto con ella que solo la quiera para tener sexo, en todos los casos ya hemos perdido una bonita amistad.


4 thoughts on “Amig@ con derechos

  1. El riesgo quie se tiene al tener una buena amiga es que se convierta en una amiga con derecho, y al ocurrir eso se pierde la mistad. lo digo por experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares