Lluvia

2
77
views


Salir del trabajo con un dolor de cabeza, cansado, aburrido es casi de todos los días.

La noche era iluminada ocacionalmente por relámpagos que a lo lejos anunciaban una pequeña lluvia, una de esas a las que nunca pongo atención, uno de esas a las simplemente las dejo pasar. Al parecer esta era diferente, esta tenia la intención de hacerme notar su presencia, de hacerme olvidar todo lo que había pasado ese día. Lo que paso ese día, no me acuerdo. No fue importante, incluso creo que si no fue por la lluvia, lo hubiera borrado de mi memoria como otros tantos que alguna ves abre vivido.

Promediaban las 22 horas, la aparición de unas cuantas gotas suicidas se estrellaban en el parabrisas del bus hacían que algunos se preocupen de la inminente lluvia que se acercaba acechando a todos aquellos que no estaban preparados para ella. Yo si, a mi me había gustado la idea de que llueva, no me importaba mojarse solo el hecho de que llueva ese día me dejaba tranquilo.

Mojarme en la lluvia fue lo mejor que me paso en mucho tiempo, recordaba las veces que me había mojado en la lluvia, las veces que alguna ves corría bajo la lluvia, las veces que alguna ves besé a alguien bajo la lluvia, aquella ves que jugaba con mi perro (ya esta en el cielo de los perritos) bajo la lluvia. Me acorde de ella, quise llamarla pero el teléfono apagado y mensaje de texto una mala idea. Todo podría haberme pasado ese día, pero no me importaba, el solo hecho de caminar 15 minutos bajo la lluvia me habría calmado.

Señores, Señoritas y cosas que navegan por aquí, ese día… ese día… fui Feliz

Participen de la Encuesta

Artículo anteriorCeguera colectiva
Artículo siguienteCierras los ojos
Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here